SecretiaMAX: El paquete de libros y audiolibros más completo para tu crecimiento personal y éxito en la vida, aompañado por 4 sesiones de Coaching para ayudarte a maximizar tus resultados!
 

Tener pareja es algo maravilloso. No solo porque tienes a alguien a tu lado que te quiere y te apoya

Escrito en felicidad « WordPress.com Tag Feed

Ir al contenido original

This is a sample footer. This text can be customized from the options page. Good luck.

 

Con Bikram

Los profesores certificados de Bikram Yoga tenemos que recertificarnos, supuestamente, cada tres años. Yo me gradué hace casi tres años en Los Angeles (USA), así que este año me tocaba recertificarme. No pensaba hacerlo porque no estaba dispuesto a ir a Estados Unidos o a Tailandia, básicamente por falta de presupuesto. Me parecía que esto era una treta más de Bikram Choudhury para sacarnos dinero y engordar su bolsillo… Pero resulta que el Boss decidió venir a España (concretamente a Benidorm, no se me ocurre un lugar más apropiado) y la cosa cambió. Decidí aprovechar una oportunidad que tal vez no se vuelva a presentar, y ahora puedo decir que me alegro mucho de haberlo hecho.

Reconozco que cuando estuve en el Teacher Training temía las clases de Bikram porque eran muy largas y me dejaban machacado, estaba muy cansado porque llevaba muchos días de duro trabajo y poco descanso. Pero la recertificación era diferente: se trataba de un solo día, dos clases y una charla, así que me lo tomé con calma. Sabía que luego podría descansar, de hecho me había tomado un par de días libres para quedarme en la playa antes de volver a Madrid. Fue una pena que el tiempo no acompañara y no nos permitiera disfrutar del lujoso hotel Villaitana, con sus enormes piscinas. Sí pudimos disfrutar de la deliciosa comida y del salón donde se daban las clases, bien calentito para la ocasión.

Llegué justo a tiempo para la primera clase, a las ocho y media de la mañana, y yo sin desayunar. Bikram hizo lo que ya esperaba: alargar la clase en exceso y echar la bronca a varios alumnos, a diestro y siniestro, en su línea. Nos regañó y nos dijo que habíamos hecho una clase pésima, exactamente lo mismo que hizo hace tres años, cuando otros profesores vinieron a recertificarse mientras yo estaba en el Teacher Training. No me importó lo más mínimo, yo me esforcé al máximo, como siempre, y terminé la clase satisfecho porque el boss no se dirigió a mí en ningún momento. Las casi tres horas se hicieron duras, sobre todo en la segunda parte porque el suelo radiante cubierto de moqueta convertía el savasana en un suplicio.

Después de clase desayunamos copiosamente y, dado que el tiempo frío y ventoso no permitía disfrutar de las piscinas, decidimos salir del hotel para pasear. No había nada planificado hasta la clase de la tarde que era a las cinco, así que nos fuimos a Benidorm y Altea. Allí cometí el error de comerme una paella, a sabiendas de que me iba a acordar de ella más tarde. Y así fue, por desgracia: la clase de la tarde fue una pesadilla para mí, aunque fue más corta que la de la mañana y Bikram nos felicitó. Tuve el valor de ponerme en primera fila justo delante del boss y la tomó conmigo, menos mal que le corté a tiempo y me dejó en paz. Fue entonces cuando bebí demasiada agua, el arroz se infló en mi estómago y me impidió hacer casi todas las posturas.

Después disfrutamos de una deliciosa cena, en compañía de algunos compañeros de Teacher Training que habían venido a recertificarse desde el extranjero. La jornada terminó con la charla que Bikram nos dedicó a los profesores llegados para la recertificación, que comenzó a las diez de la noche y terminó cerca de la una de la madrugada. Yo estaba cansado y me costaba mantener los ojos abiertos, recordé aquellas noches interminables del Teacher Training… El gurú dijo lo que dice siempre y me gustó, tanto como siempre. Creo que es cierto que conviene volver a verle cada cierto tiempo para afianzar el vínculo con él, igual que debemos llevar el coche a revisión cada año para ponerlo a punto y que siga funcionando bien.

Al escuchar a Bikram me sentí orgulloso y satisfecho de ser quien soy, de haber tomado la decisión que tomé en su día, esa decisión que me cambió la vida, para siempre y para mejor. Reconocí sus palabras y me volvió a parecer un buen hombre, aunque tenga sus defectos como todos. No me gusta su forma de criticar todo con superioridad y sin modestia, pero ya sabemos que cuando te ensalzan demasiado pierdes la objetividad. No me gustó que criticara la comida española en general y la del hotel en particular (ya he dicho que era deliciosa) pero qué se puede esperar de alguien cuyo plato preferido es el cheeseburger… Sí entiendo que criticara el servicio recibido en el hotel, pues está acostumbrado al esmerado y amable trato tailandés.

Yo había oído que Bikram hacía este seminario en este lujoso hotel de la Costa Blanca porque quería probarlo con vistas a celebrar aquí el Teacher Training en el futuro. Los rumores eran ciertos y el boss nos los confirmó, pero no ha quedado satisfecho con el trato recibido y amenaza con quedarse en Tailandia por ahora. Es lógico, pues allí le están construyendo una sala más grande para las clases, así que tendrá que amortizarla repitiendo durante unos años. Quién sabe si más adelante cambia de opinión y decide trasladarse a España, o al menos a Europa. A mí me gustaría, porque así tendría más fácil ir a verle y volver a recertificarme. Siempre es un placer afianzar el vínculo con el gurú y retomar el contacto con los compañeros, de hecho quienes faltaron a la cita son quienes se han alejado del camino.

Escrito en felicidad « WordPress.com Tag Feed

Ir al contenido original

This is a sample footer. This text can be customized from the options page. Good luck.

 

Y así como si nada, como si las palabras dichas hace un instante no resonaran aún en su cabeza, se alejó con un aire de superioridad pero con la mirada distante cantando “si diez años después te vuelvo a encontrar en algun lugar…”, para quien no entendiera cada letra, cada vinculo entre aquellos dos cuerpos y el ritmo casi hipnotizante de aquel tema de Calamaro, no entenderá nunca el momento culminante que habitaba en la mente de ella. Entendió que ese era el final, pero pese a todo pronóstico, era un buen final.

 

Ella leyò en una pared “elegimos cómo nos sentimos”, y esto no significo nada hasta  un tiempo después, luego de aquel fatídico adiós que aún era hecho de analisis en sus pensamientos solitarios. Una de sus desdichas era el hecho de analizar cada una de las palabras que se dijeron, cada mirada y cada silencio, esto le generaba un malestar constante. Pero un dia gris de invierno, esos días en los que todo esta mal, caminando por las calles de la ciudad interpretó aquella frase, que merodeaba sus pensamientos, y se dijo  “soy autodestructiva”. Pasamos la vida intentando ser aceptados, buscando esos ojos que nos miren como  ningunos otros lo hicieron, buscando el verdadero “amor”, compañeros de ruta, de risas y a quien abrazar en las noches. Lamentablemente no buscamos el amor dentro de uno, algo tan paradójico como triste.

 

Si bien no podía evitar tener cierto  deje de rencor hacia èl, también agradeció el momento, el preciso momento en que su corazon se rompio pero no para enfundarse en un mar de lágrimas y de un desamor cuasi literario, sino que se quebró para dar lugar a una nueva forma de ver las cosas. Para entender que de todas las situaciones hay una enseñanza, porque la vida es una continua fábula y depende de cada uno revelar las epifanías que ella nos ofrece.

 

Hoy lo recuerda y sonríe, sabe y entiende que realmente cada persona pasa por tu vida por algo, el paso para dejar una huella enorme, que con el tiempo se convirtió en una huella que precedió a dar mejores pasos, a quererse y valorarse, a entender que es capaz de generar algo bueno.

Escrito en felicidad « WordPress.com Tag Feed

Ir al contenido original

This is a sample footer. This text can be customized from the options page. Good luck.

 

Porque una sonrisa
vale más que mil palabras.
Porque la vida es una aventura
y hay que disfrutar cada segundo.

Porque “felicidad”
lleva escrito mi nombre
y al despertar recuerdo
aquella mirada de complicidad.

Porque mi espejo
ilumina mis mañanas
y mis defectos
me hacen sentir más especial.

Porque entiendo lo que es el amor
y entiendo lo que es la amistad
y con ellos puedo disfrutar
cuando no necesito
más de mi soledad.

Porque mi felicidad
es única en palabra
y única en emoción
y vivir al límite es mi condición.

Nunca dejes para mañana
lo que puedas hacer hoy.
Siéntete libre, disfruta, ríe
vive agradecido, respeta
y siempre siempre llénate de felicidad.

image

María del Mar…

Escrito en felicidad « WordPress.com Tag Feed

Ir al contenido original

This is a sample footer. This text can be customized from the options page. Good luck.

 

Aunque a menudo no le damos importancia, la intuición viene a ser un sexto sentido que, en palabras de Carl Gustav Jung, “explora lo desconocido y adivina posibilidades que a veces no son evidentes”. En el mundo de los negocios, la ciencia e incluso la política, el poder intuitivo desempeña un papel fundamental. Quien desarrolla esta forma de percepción es capaz de captar indicios de lo que sucederá en el futuro.

Julio Verne es un ejemplo clásico de creador intuitivo y visionario. Varias de sus invenciones literarias acabaron plasmándose en la realidad un siglo más tarde. Sin embargo, el llamado sexto sentido también opera en la vida cotidiana. Exclamamos “¡Tengo una corazonada!” cuando la oficina del inconsciente, que trabaja día y noche, nos da una información que puede ser vital para nuestro futuro inmediato.

Nuestro corazón tiene razones que la razón desconoce”. Blaise Pascal

El psiquiatra Eric Berne, fundador del análisis transaccional, observó que los niños desarrollan su inteligencia intuitiva entre los 6 y 18 meses de vida. Denominó “pequeño profesor” a esta capacidad para detectar cambios sutiles en el tono de voz de los adultos, por ejemplo, con los que el pequeño se da cuenta de si hay o no tensión en el ambiente, y de si es aceptado en su entorno. Esta herramienta tan desarrollada en los llamados “animales superiores”, como los perros y gatos que conviven con nosotros, está también presente en todo ser humano. Pero a menudo la desatendemos y queda eclipsada por el pensamiento racional.

Sin embargo, tener bien engrasado nuestro sexto sentido es clave para lograr el éxito en muchos ámbitos de la vida. El guardameta, por ejemplo, se sirve de la intuición para lanzarse al lado de la portería donde será chutado el penalti instantes antes del disparo. Del mismo modo actúan algunos inversores en Bolsa o la mayoría de editores, que contratan un libro que saldrá al mercado uno o dos años más tarde, con lo que solo pueden intuir lo que será el gusto de los futuros lectores.

La mente intuitiva es un regalo sagrado, y la mente racional es un sirviente fiel. Hemos creado una sociedad que honra al sirviente y se olvida del regalo”. Albert Einstein

En su libro Intuition: Its Powers and ­Perils (La intuición: sus fuerzas y peligros), David G. Myers habla del “procesamiento dual” de los acontecimientos. Este es consciente e inconsciente a la vez, lo cual nos permite saber mucho más de lo que creemos que sabemos. En sus propias palabras: “Somos capaces de diagnosticar problemas y tomar decisiones, igual que un mecánico de automóviles o un médico después de escuchar o dar un vistazo. Un profesional del juego del ajedrez, por ejemplo, tras una rápida mirada al tablero, puede, de manera intuitiva, saber cuál es el movimiento correcto basándose en miles de opciones almacenadas en su memoria”.

En su libro La inteligencia emocional aplicada al liderazgo y a las organizaciones, Robert K. Cooper y Ayman Sawaf mencionan un estudio que analizó a 93 ganadores de premios Nobel en un periodo de 16 años. Al estudiar los procesos que estas personalidades habían seguido para alcanzar sus descubrimientos, concluyeron que en 82 casos la intuición había desempeñado un papel importante, mientras que solo 11 se habían servido de forma casi exclusiva de la lógica racional y los hechos conocidos.

La intuición es, por tanto, un poderoso aliado, pero corremos peligro si no la complementamos con el pensamiento racional y la observación de los hechos. Muchas personas sobrevaloran sus corazonadas, lo cual les hace perder dinero en malas inversiones, contratar a empleados sin periodo de prueba o, en el plano sentimental, aventurarse en relaciones catastróficas por haber seguido un impulso irracional. El valor de nuestro sexto sentido se multiplica con la experiencia y el análisis racional, y a la inversa. Muchas predicciones científicas y empresariales han fracasado estrepitosamente al basarse solo en hechos contrastados e ignorar las inspiraciones que provienen de la intuición. Veamos algunas de ellas.

En 1486, los asesores de los Reyes Católicos evaluaron así la propuesta de Cristóbal Colón: “Tantos siglos después de la Creación es improbable que alguien pueda encontrar tierras desconocidas con algún valor”. En 1830, Dionysius Lardner, catedrático de Filosofía Natural y Astronomía del University College de Londres, afirmaba: “Los viajes en trenes de alta velocidad no son posibles porque los pasajeros no podrán respirar y morirán asfixiados”. En 1981, Bill Gates declaró que “640 kilobytes deberían ser suficientes para cualquier persona”. Un iPhone 6 tiene 128 millones de kilobytes.

La lista de predicciones fallidas es tan interminable como la de aciertos logrados tras sumar el conocimiento racional a una emoción que nos señala algo importante.

Nuestra mente es capaz de anticipar,de hacer un pequeño salto en el futuro para advertirnos de los peligros”. Dick Bierman

Hablamos de un “golpe de inspiración” cuando un artista es pionero en un estilo que acabará siendo una moda generalizada, o cuando un fabricante lanza al mercado un producto que no existía, ni siquiera en la mente de los consumidores.

Lo que a menudo se engloba en el concepto “pensamiento lateral” sirve también para hallar respuesta a problemas que no hemos logrado resolver a través del pensamiento racional. El periodista y psicólogo Erik Pigani dice al respecto: “Encontrar de repente la solución a un problema que arrastramos durante un mes es algo habitual. Durante este tiempo, nuestro cerebro ha estado seleccionando informaciones y, sin nuestro conocimiento, ha llegado a una conclusión, y por tanto puede responder a la pregunta”.

Entonces surge el famoso “¡Eureka!”, que en griego clásico se traduce como “¡Lo he descubierto!”.
A menudo tenemos la impresión de que esta es una capacidad propia de los genios. Sin embargo, puede ser entrenada y potenciada como cualquier otra habilidad humana. De hecho, tal como sucede con las sincronicidades –las casualidades significativas–, al tomar conciencia de los mensajes de la intuición ya logramos que esta se refuerce. Este sería el primer paso para sacar partido al músculo secreto de la creatividad. En su libro Awakening Intuition (Despertando la intuición), la psicóloga Frances Vaughan propone además las siguientes medidas para potenciar esta capacidad:

- Aquietar la mente. Así como no se puede pintar una figura nítida en un lienzo emborronado, la intuición necesita de espacio mental para hacer aflorar sus mensajes. Practicar la relajación, el yoga o la meditación sirve para alejar el ruido de fondo de modo que pueda llegar la inspiración.

- Tomar nota de nuestras emociones. Cuando ante una persona, lugar o hecho experimentamos un sentimiento particular, debemos observarlo porque probablemente lleva un mensaje de nuestra oficina interior. Hay que respetar estas primeras impresiones.

- Practicar la atención. Observar algo durante más de tres segundos es todo un desafío, pero constituye la base del desarrollo de la intuición: aprender a enfocar la mente sobre una sola cosa o problema.

Frances Vaughan señala que el mayor obstáculo para la intuición es el autoengaño. En sus propias palabras: “Debemos ser capaces de separar las reacciones emocionales de las percepciones. Si estamos realmente molestos o preocupados por algo, no nos daremos cuenta de que en cualquier situación existen muchos más elementos fuera de nosotros mismos. Cuando las corazonadas resultan ser falsas, por lo general, lo que sucede es que hemos confundido la intuición con un deseo”.

Es muy valioso incorporar el poder de la intuición a nuestra vida diaria, pero no debemos obcecarnos hasta el punto de medirlo todo por estos mensajes sutiles, a menudo en forma de primeras impresiones. Enriquecer nuestro análisis racional con la magia del inconsciente es el binomio perfecto para una vida profunda, despierta y creativa.

ARTÍCULO DE EL PAÍS SEMANAL

Escrito en felicidad « WordPress.com Tag Feed

Ir al contenido original

This is a sample footer. This text can be customized from the options page. Good luck.

 

Cansados de la larga tarde de fiesta, del sofá, de las paredes, de los cuadros colgados en ellas, de los cantos de los libros en las estanterías, de las fotos de sí mismos, de lámpara que parpadea, de la lluvia que ha estado cayendo, el padre, la madre y la niña salen a dar un paseo.

Ponen los leotardos a la niña, el abrigo a la niña, el gorro a la niña. La niña protesta por los leotardos, por el abrigo, por el gorro. Forcejea, lloriquea y se retuerce pero, al fin, sofocados, salen.

La calle está muy vacía y silenciosa porque es fiesta, parece otra calle distinta y no la suya de todos los dias, hace viento  y los charcos del suelo indican que ha llovido mucho. Se encuentran con otras familias que han tenido la misma idea, pero las calles siguen, aun así, estando mucho más vacías de lo que suelen, hasta se oye algún pájaro trinando en los árboles. La madre se lo comunica al padre. El padre no dice nada o porque no le interesan los pájaros o porque no tiene la necesidad de comunicar lo que ve, siente o piensa.

La madre sí, la madre sí tiene esa necesidad, le gusta ir relatando  todo lo que va viendo y entremezclarlo con sus pensamientos y sensaciones. Mira esa casa qué rotas tiene las ventanas, ¿vivirá alguien? Pero si esa tienda es nueva, a ver lo que dura abierta, de las tres que te dije que había nuevas  han cerrado dos. El padre no se acuerda de las tres que le dijo pero se calla porque, de no hacerlo, la madre lo explicaría y esa explicación se iría encadenando con otras y con otras más.

Caminan muy despacio porque tienen que seguir el ritmo de la niña, el de sus cortas y rechonchas piernas que se tambalean ligeramente, todavía no han logrado la destreza de un andar seguro y entrenado. La niña se distrae con todo. Si ve un pequeño escalón quiere subirlo y lo sube, luego quiere bajarlo y lo baja. Subir  y bajar, subir y bajar es muy divertido y nada fácil, con cada intento está a punto de caerse y el padre tiene que agarrar su mano aunque ella, rebelde, intenta zafarse.

No me quiere dar la mano,se queja el padre a la madre. Nunca quiere, por eso es mejor que vaya en sillita. Pero queremos que se canse, opina el padre. En eso están de acuerdo, en eso y en que son ellos los que se están cansando con ese paseo tan lento por sus calles habituales pero vacías. No se lo confiesan porque se quieren y están dando un paseo con su hija pequeña, a la que adoran, en un día de fiesta. Eso tiene que ser bueno, eso es bueno aunque sea aburrido.

La niña acaba de ver un palo tirado en el suelo, un palo es un juguete maravilloso, se agacha torpemente y lo coge feliz.  Tira ese palo, le ordena el padre, el palo está sucio, advierte la madre. Pero la niña no quiere tirar el palo, quiere dar sus torpes pasos con el palo en la mano, meterlo dentro de los charcos y revolver como si fuera una sopa, batir , agitar salpicando la ropa a sus padres y avanzar con el palo en alto o arrastrarlo por la pared para que raspe.

Ahora sí que no avanzan, se han quedado detenidos en una esquina, justo en la esquina donde se juntan las corrientes de tres calles y el viento sopla con fuerza. Los pelos de la madre se levantan, el chaquetón del padre se agita, el vestido de la niña se infla como un globo. El padre sube a la niña sobre sus hombros y trota, necesita mover las piernas, correr, desfogarse un pco. El palo le va rozando en la sien y una vez se le mete en el ojo.  La niña se ríe con gran histerismo.

Mira, va comentando la madre, están saliéndoles las hojas a los árboles, qué bonito, me gusta la primavera cuando empieza, por ahí vienen otros con un niño, él sí va en sillita, en esta cafetería tienen unos pasteles buenísimos, cuando estuvimos en Lisboa los comimos, qué bien nos lo pasamos en ese viaje.  El padre no dice nada, bastante tiene con salvaguardarse del palo. De vez en cuando trota, la niña ríe, la madre ríe, el padre ríe.

Parecen una familia feliz y es verdad que  son felices aunque el padre piense que la madre habla mucho y la madre piense que el padre no habla nada, aunque  se aburran con una intensidad que nunca creyeron que experimentarían. Tan fuerte que parece que los empuja contra el suelo y los deja convertidos en aplastadas siluetas.

(Cuaderno de doña Marga)

Escrito en felicidad « WordPress.com Tag Feed

Ir al contenido original

This is a sample footer. This text can be customized from the options page. Good luck.

 

Cuando las expectativas de uno se reducen a cero, uno aprecia realmente todo lo que tiene” Stephen Hawking.

Expectativas“¿Por qué nos gusta crear el juego de las expectativas y luego no se cumplen?.. Están jugando con nosotros”. Fue una de las frases que me hizo recapacitar el sábado pasado mientras daba una masterclass en una escuela de Negocios de mi ciudad.

Y mirando alrededor, sólo veía el juego de las expectativas en marcha.

Durante todo el día, estamos tomando decisiones para elegir por un camino u otro.

Si te pusiera delante de ti, 3 caminos diferentes, la toma de decisión sería más fácil , porque si todos llevan al mismo camino, la decisión es fácil.

Pero si te digo las características que tiene cada uno de los caminos, que uno te costará más, que el otro es más corto, y que el otro será más lento.

¿Cuál elegirías entonces?

La decisión sería más rápida y decidida.

En esos momentos estamos decidiendo, en función de lo que estamos creyendo en función de las indicaciones que nos dicen.

¿Cómo se lleva esto a la vida real?

Vemos empresas que nos hacen creer que sus servicios son mejores a la hora de comprar un producto,  ya que nos producirán más emociones el tenerlo respecto a la competencia. Una posible pareja “ se vende” respecto a los demás,  haciéndonos ver, que con ella, viviremos mejores experiencias que con otros , las tiendas de ropa exponiendo sus ropas más nuevas, diciéndonos que con ellas, viviremos las experiencias más únicas por las noches…

Tomamos decisiones, en función de las expectativas que pensamos vamos a alcanzar, por las creencias que nos han infundido. No sé si me he explicado bien, lo que quiero decir… que elegimos en función de lo que nos hacen creer, de lo que nos infunden en ellas.

Las empresas, como algunas personas, saben que poder tiene las expectativas en nuestras decisiones.

Todos de una manera u otra, queremos llevar a las personas a nuestro terreno, pero unos lo hacen con buenas intenciones, nos intentan fidelizar, pero otros… nos mienten deliberadamente, nos “manipulan”,  juegan con nuestras expectativas, con nuestros sentimientos.

Personas que pensamos que son el amor perfecto, que son el príncipe azul con el que siempre habíamos soñado, se convierten en el peor de los sapos, las empresas que nos alientan a comprar  sus servicios “Premium” y acaban siendo “básicos”, o las empresas que nos dicen que tienen un liderazgo innovador, diferente, y acaban siendo como hace 30 años… o no hablemos de las películas o libros, que con su publicidad, crean unas expectativas altas, y acaban siendo un fracaso.

¿Qué o quién no ha cumplido con tus expectativas?

Cuando nos defraudan ante algo que esperábamos con mucha ansias, se ha producido debido al desnivel entre  lo que esperábamos (mucho) y lo que realmente era, sus resultados (pocos).

Yo siento que cuando me ven delante de un escenario, con mi ropa, las expectativas no son muy altas. No cumplo con sus emociones, de una persona de traje,  de seriedad.. Esperan poco de mí, pero los resultados, siempre acaban siendo altos, o eso intento.

Hablábamos el sábado en la masterclass, de la burbuja del estilo de vida, emprendedor. Hablábamos que lo que antes era un autónomo, es un emprendedor. Lo que antes era una espacio para ayudarse entre proyectos, ahora es un co-working, y cuando antes había 10 espacios de ese estilo, ahora hay más de 700.

Yo creo que también han jugando con nuestras expectativas en este caso. Nos han querido decir, que el emprender, nos va a sacar de la crisis. Y doy la razón, porque ha habido muchas personas que las han sacado del paro, pero no todo el mundo vale para ello. Se ha jugado con la emoción de la necesidad de las personas de salir adelante, pensando que todo el mundo saldría, y saldrá de ella, emprendiendo, pero mientras , con el efecto “placebo”, todos lo intentamos y pensamos que somos felices.

expectativasUno de los problemas más importantes de la sociedad, es crear expectativas mucho más altas por encima de lo razonable, por encima de sus capacidades. Situación que últimamente me encuentro con muchos “lideres” de empresas y también de personas.

¿Qué pasa cuando una persona no satisface lo que promete con sus palabras o sus productos?

.- No se conoce en profundidad, por mucho que diga que si. No conoces sus puntos débiles y sus puntos fuertes. Y si los conoces, más bien los tapa para no mostrar su vulnerabilidad.

.- No se acepta. Y por muchos títulos que tenga, muchos cursos que haya hecho y muchos éxitos que tenga, es una persona que no se acepta a si mismos, con sus virtudes y sus defectos

.- No tienen la palabra COHERENCIA en su vocabulario. Superan muchas veces los límites, que con sus capacidades podrían llegar.

Todos queremos el éxito en nuestra vida, la felicidad, la abundancia, pero para alcanzar todo eso y más, tenemos que empezar a ser conscientes  de sus limitaciones, porque es a partir de ahí, con sus capacidades, se establece sus objetivos.

¿Pero qué es el éxito? Para mí, pienso cada día más, que es un equilibrio entre tus sueños y tus capacidades. Si quieres conquistar el Everest y tienes sobrepeso, o quieres trabajar en Estados Unidos y no sabes ingles… seguro que la frustración sube muchos enteros.

¿Qué pasaría si adaptarás los retos a tus capacidades? Poco a poco irían, con la consecución de los mismos, aumentando tus expectativas. Serías más coherente contigo mismo y con la vida.

¿Qué hacer para satisfacer de verdad las expectativas que quieres generar en las personas?

.- Nos gusta lanzar las campanas al vuelo, y proclamarnos los más bonitos del mundo, la empresa más innovadora, el evento que producirá más resultados, o que nuestro proyecto será el que provocará la transformación en millones de personas.. ¿Qué pasaría si en vez de irnos de la lengua, diéramos una sorpresa al mundo cuando lanzaremos nuestro proyecto? Cuando comprobase las personas, nuestro proyecto, le sorprendiese, los fidelizaremos al instante. SI poco a poco vamos a conociendo a la persona, sin tirar cohetes, la iremos descubriendo y si nos gusta lo que conocemos,  tendremos perspectivas más duraderas, que no estar deslumbrados nada más empezar.

.-  El coste de no satisfacer las expectativas que has puesto sobre ti, es muy alto.

.- Empezar poco a poco, con bajas expectativas sobre ti, y con el paso del tiempo, satisfaciendo a través de la calidad, profesional o personal, las expectativas  de las personas que te contratan o con las que vives… Eso te hará aumentar la presión, y que mantengas las expectativas con tus clientes.

Por favor:

1.- Se coherente contigo mismo. No te vendas sabiendo que no puedes conseguir ni dar lo que dices.

2.- Empieza poco a poco. Paso a paso, satisface las expectativas de la gente y poco a poco ellos irán hablando de ti.

3.- Siempre pregúntate  POR QUÉ haces lo que haces. Esa pregunta te dirá si estas en el camino correcto o no.

4.- Y por favor, no juegues con las emociones de las personas para tu beneficio.

¿Qué expectativas das tú? ¿Las cumples?

Escrito en felicidad « WordPress.com Tag Feed

Ir al contenido original

This is a sample footer. This text can be customized from the options page. Good luck.

 

Uffff, esta pregunta asalta nuestras mentes de vez en cuando. Justo ayer lo hablábamos Alex y yo y muy convencida le decía: ¿Haces todo lo que puedes y sientes que debes hacer? Pues entonces estarás haciéndolo bien. Pero me olvidé una cosa, la más importante: OBSERVA. Obsérvate a ti mismo, a tus hijos, a la familia en conjunto, y si lo que ves te gusta es que estás haciéndolo bien.

Abril hizo este dibujo en la pizarra

image

Y me dijo: soy yo ¿estoy guapa?
-Sí, muy guapa.

Y parece que estamos haciéndolo bien.

Escrito en felicidad « WordPress.com Tag Feed

Ir al contenido original

This is a sample footer. This text can be customized from the options page. Good luck.

 

Es curioso esto de las redes sociales… Cuando empecé con este tema conocí el Club de las Malas Madres, como ya he comentado alguna vez, y dentro del club a su creadora, Laura, que en este momento está a punto de dar a luz, si no lo ha hecho ya…

Cigüeña lleva un bebe con el pico en una manta rosa.Conocer es una manera de hablar. Más bien le empecé a leer. El caso es que ha ido contando detalles de su embarazo, su recta final, lo que se está haciendo esperar su segunda buenahija… Y lo hace tan bien, que me tiene en ascuas, enganchada a Twitter para ver si habemus bebe o no. Y estos días, viendo sus comentarios me ha hecho recordar mi situación hace algo más de cinco años, cuando yo estaba igual, desesperada por que naciera [A.]. Y no era tanto las ganas de ver su carita y todas esas ñoñerías que se suelen decir. ¡Es que estaba harta de estar embarazada!. Lo reconozco abiertamente, no me gusta nada estar embarazada. Tiene sus cosas buenas, claro, pero eso que dicen muchas que es el estado ideal de la mujer va a ser que no, al menos no para mi. Así que aprovechando estas reflexiones, os voy a contar la noche en que nació [A.]. Este post va dedicado a todas esas parturientas novatas que se pasan el día buscando información de nacimientos y partos en Internet y sólo encuentran historias truculentas (a mi me pasó…). Y a Laura.

Continue reading »

This is a sample footer. This text can be customized from the options page. Good luck.

 

El pasado viernes fue el Día Internacional de la Felicidad. Nuestras redes sociales se llenaron de caritas sonrientes y mensajes con alusión a este festejo. Es por eso que esta semana en #JóvenesLectores te comparto la relación que hay entre la lectura y la felicidad, así como otros datos que podrán ser de tu interés.

.SEM 7_Leer te hace feliz

Dicen que el dinero no compra la felicidad, pero estudios recientes han confirmado que comprar un libro puede acercarse mucho. Los investigadores han llegado a la conclusión de que son más infelices las personas que pasaban largas horas frente a la televisión, en comparación con aquellas que invierten su tiempo en la lectura. Esto se debe a que la gente es más feliz cuando utiliza su dinero en experiencias. Ver la televisión es una actividad pasiva mientras que la lectura te produce satisfacción a largo plazo pues estimula tu imaginación, aumenta tu léxico, incrementa tu conocimiento, entre muchas otras virtudes.

Por otra parte, leer también te hace sobrellevar tus problemas. La lectura te “desconecta” de tu rutina, llevándote a mundos distintos, poniéndote en situaciones diferentes. Aunque te ayuda a distraerte, la lectura no te hace olvidarte por completo de tus dificultades; al contrario, la lectura aumenta tu creatividad lo que te lleva a solucionar de SEM 7_Leer te hace feliz (2)maneras novedosas las situaciones a las que te enfrentas día a día.

Además, tu empatía se incrementa al leer situaciones sobre personajes ficticios ya que vives y eres parte de su historia. Esto origina que mejoren tus relaciones con otras personas. En pocas palabras, leer te ayudará a encontrar mejores soluciones y estrategias para tu día a día, por lo que te hará más feliz y te ayudará a hacer más felices a otros.

La relación entre la felicidad y la lectura va más allá del carácter personal. No es ninguna coincidencia que los países con mayores porcentajes de lectura por persona tengan a su vez un alto índice de felicidad. Países como Suecia, Australia y Finlandia son ejemplos de esto.

Así como la risa es contagiosa, la lectura también lo es. Si una persona te ve leyendo y te escucha con entusiasmo hablar sobre tus libros, ¡habrás comenzado una epidemia! Así contribuirás con la felicidad de las personas a tu alrededor y a crear un cambio entre tus amistades.

¿Qué esperas para ser feliz y hacer feliz a otros con tus hábitos lectores?

María Isabel Martínez Almazán

¿Te gustó lo que leíste? ¡Compártelo y comenta!

Para más artículos e información síguenos en Facebook y Twitter.

cuida los libros-leo-03

Escrito en felicidad « WordPress.com Tag Feed

Ir al contenido original

This is a sample footer. This text can be customized from the options page. Good luck.

Links:soldes nike air maxnike air max 1 pas chernike air max pas chernike air max pas chernike air max 1 pas chernike air max pas cheroakley pas chertimberland boots outletnike air max 1 pas cher
© 2015 Yo Evoluciono Suffusion theme by Sayontan Sinha