SecretiaMAX: El paquete de libros y audiolibros más completo para tu crecimiento personal y éxito en la vida, aompañado por 4 sesiones de Coaching para ayudarte a maximizar tus resultados!
 

Allí estaba, amplia y llena de neblina, la Costa Verde que mostraba, por fin, después de mucho de iniciado el invierno, un aspecto brumoso. Las construcciones de Miraflores casi no se divisaban desde el malecón de Chorrillos, a la altura de la glorieta que veía, antaño, cuando salía al balcón del que fuera nuestro hogar.

Se respira el mismo aire de hace más de 20 años, salado y dulce a la vez. El malecón está muy descuidado y una parte de él ha cedido al poder erosivo de la brisa marina y el agua contenida en ella.

Me senté al frente, en una de las bancas de madera, al lado de la pequeña glorieta donde tiempo atrás vi cantar, por vez primera, a Susana Baca, esa hermosa mujer chorrillana, de piel caoba, de cuya voz y maneras me enamoré al instante.

La casa donde vivimos ya no está allí, en su lugar se alza esa construcción modernizada y vacía; casi siento la frialdad que le inyectaron sus dueños junto con varios miles de dólares.

Lo que permanece casi intacto es mi amor por ti, así te encuentres lejana y ausente. Nunca te olvido y siempre vivo una y otra vez tantos recuerdos que no siento la ausencia de los 30 años corridos bajo mis pies.

Igual, me siento igual que antaño, aunque un poco más sabia, más madura, más reposada, y con más amor por mí. Sí, eso sí.

No te llamo ya, pero he hallado un modo de expresarte lo que siento y lo que vivo, de vez en cuando, sobre todo en momentos en los que no tengo al lado a alguien merecedor de mi confianza para compartir las experiencias, buenas y malas.

No sufro ni me siento mal, ni tampoco pienso que es un consuelo de tonta hablar así contigo, no. Creo que es una oportunidad de lujo para reconocernos, para reencontrarnos sin tanto dolor, y sintiendo una mayor cercanía que en los últimos años vividos juntas.

Cada una experimenta hoy nuevas realidades, rodeadas de gente distinta a la de antes, en su mayoría; aunque sigamos siendo las mismas. Tengo un nuevo trabajo que quizás intuyas cuando escribo para ti.

Mientras oigo sonar la licuadora que tritura maracuyá puedo verte en tu cocina, esa que fue mía también. Caminas hacia la sala, donde tienes tus máquinas, esas que nunca fueron mías. Quizás vayas a cortar una pieza de tela, mientras escuchas música y silbas a su compás.

Otro cambio fue que aprendí a dormir sin ti, después de varios años de intentarlo, pero, a veces, cuando la nostalgia se mezcla con la medicina que no hace efecto y el sueño tarda, me gusta imaginarte pegada a mi lado mientras te arrullas moviendo el pie repetidamente.

Son formas que tengo de vivir, no te enojes, simplemente es esa otra mujer la que me acompaña, me abraza, duerme junto a mí, y conversa conmigo a través de mis escritos.

Escrito en felicidad « WordPress.com Tag Feed

Ir al contenido original

This is a sample footer. This text can be customized from the options page. Good luck.

 

Bueno… he llegado a la conclusión de que sigo siendo la misma, que detrás de ese ligero caparazón en el que me envolví y que pensé que era muy grueso y duro, está la mujer —¿o niña?— de siempre, esa que cree que todo es color rosa, esa que insiste en que los cuentos de hadas son una realidad, esa que confía ciegamente en la gente que dice ser amiga.

Sí, la que siempre dice la verdad y nunca calcula que no es «diplomático», o que puede ser el «guante» que le calza a la perfección a su oyente. Bueno, no me siento culpable, ¿será porque sigo la línea que considero correcta o porque abro conciencias que saben que se desviaron de ella? No lo sé, solo puedo imaginar o sacar conclusiones siguiendo como pista las reacciones y las mentiras que se pueden fabricar de un momento a otro.

La verdad, duele un poco, pero al rato sopeso la situación y decido, sin mucho qué pensar, que gracias a Dios no dependo de nadie ni nada, que ya la que siempre necesitó compañía para ser feliz ha muerto. Eso sí lo tengo bien claro. Es cierto que, como ser humano, necesite, de vez en cuando, socializar, pero no pago ningún precio que pueda afectar mi integridad, eso sí que no.

Gozo cuando veo una buena película, o escucho una maravilla de música, o puedo catar la delicia de un vino tinto generoso. ¿Qué más puedo agradecer?  La paz de un domingo; las llamadas de alguna buena amiga que no veo siempre, pero que sé que está allí y me llama porque es sincera, tanto como su cariño; los hermanos que quiero, pero que no siempre comprendo ni ellos a mí; la madre que nunca deja de estar a mi lado y con la que peleo, muchas veces, porque es muy distinta a mí, pero que comparte conmigo muchos gustos y opiniones, es, en realidad, la persona que me ama sin reparos, sin condiciones. Todo eso me hace muy feliz, tanto que me considero la mujer más afortunada del universo.

Realmente soy feliz, pero cuando salgo de ese mundo, mi mundo maravilloso, me topo con situaciones y personas que, aunque no sea su intención, me bajan de él y me dicen al oído que nada ha cambiado.

Sé que es importante que eso me pase, y agradezco a Dios que sucedan estas cosas porque son parte de mi aprendizaje en este mundo.

Es como el ying y el yang, el mundo no solo es color rosa, está matizado por nubes oscuras y lluvia. Y eso no debo olvidarlo.

Gracias, Amigo, por seguir tallando en mí. Gracias.

Escrito en felicidad « WordPress.com Tag Feed

Ir al contenido original

This is a sample footer. This text can be customized from the options page. Good luck.

 

Hoy tengo el placer de asistir a la charla coloquio organizada por la Escuela de Padres y Madres del

Escrito en felicidad « WordPress.com Tag Feed

Ir al contenido original

This is a sample footer. This text can be customized from the options page. Good luck.

 

Foto tomada de fishki.net

Hace poco, en una conversación espontánea, una persona me hizo caer en cuenta de que somos la generación en búsqueda de la felicidad. Él nos comparaba con los hippies de su tiempo, jóvenes en búsqueda de algo que le de sentido a la existencia. Simplificaba nuestro dilema situándonos en dos extremos: los que se deciden a producir dinero y generar un cierto estatus, y los que se empeñan en seguir sus sueños y conseguir una cierta libertad, sin pensar mucho en lo que se deja atrás.

Si me preguntan hoy qué quiero en la vida, mi primera respuesta sería ser feliz. Y creo que en eso estarían varios de acuerdo conmigo. Pero esa apuesta no solo viene acompañada de un carácter aventurero que te impulsa a generar cambios, adaptarte a las nuevas situaciones, desprenderte de las cosas materiales y re inventarte; sino también de objetivos concretos sobre quién se quiere llegar a ser, cómo se quiere vivir y en qué se quiere gastar el tiempo productivo.

Somos la generación que viaja por el mundo, ya sea físicamente o de manera virtual; que trabaja desde su cama (si se quiere); que depende del internet; que está abierta a comprender nuevas culturas y religiones; que utiliza la creatividad como una de sus principales herramientas. Una generación a la que se le dio la oportunidad de ser independiente y emprendedora, que tiene la opción de dedicarse a hacer lo que quiere y no lo que le toca, que vive en un tiempo de revolución constante.

Foto tomada de lifeaccordingtofrancesca.com

Happy4

Pero, realmente ¿qué es la felicidad?, ¿cómo se logra? Unos dirían que depende de cada persona, cierto. La pregunta es entonces, ¿qué es lo que realmente buscamos? Encontré el documental Happy en Netflix, en una tarde de pereza de domingo, por pura casualidad. Y me llamó la atención el primer planteamiento con el que empiezan a develar el misterio de la felicidad. Según el profesor de sicología de la Universidad de Illinois, Ed Diener, quien lleva indagando sobre este tema desde la década de los 80´s: el 50% de la felicidad viene en nuestros genes (hay personas genéticamente programadas para ser mas felices), el 10% está ligado a nuestra realidad (dinero, salud, estatus social, trabajo etc.) y el 40% corresponde a las acciones que decidimos hacer en una base regular para ser felices.

Científicamente, el responsable de la felicidad es la dopamina, una hormona y neurotransmisor. Según los neurólogos entrevistados en el documental, ésta se va perdiendo con la edad, en especial con la llegada de la adolescencia. Y la manera de producirla es mediante la actividad aeróbica.

“Cuando descubres que puedes hacer algo bien y que mientras lo estás haciendo nada mas importa… Cuando tienes objetivos claros y sabes qué quieres hacer después tienes el control, te olvidas de tus problemas, te olvidas de ti mismo y el concepto del ‘ego’ desaparece del ‘yo’; y con el tiempo se desarrolla un sentimiento de placer, una sensación de que vale la pena vivir. Las personas que experimentan el ‘flow’ en una base regular son mas felices”, asegura el sicólogo Mihaly Csikszentmihalyi, autor del libro Flow: The Psychology of Optimal Experience.

Csikszentmihalyi también ha podido determinar que la capacidad de recuperarse de la adversidad de manera acertada y estabilizarse rápidamente es otra de las claves de la felicidad. El principal enemigo, por el otro lado, dice el sicólogo, es lo que él llama como adaptación hedónica, que es cuando sin importar el nivel de riqueza siempre se quiere mas.

Los científicos califican los objetivos para lograr la felicidad en externos (dinero, imagen, estatus) e internos (crecimiento personal, relaciones, sentido de comunidad). “Las personas felices tienen cerca familiares, compañeros o amigos solidarios. No quiere decir que les agrade todo el mundo, pero están rodeados de gente. Quienes están mas orientados al estatus, la imagen y el dinero se reporta menos satisfecha con sus vidas, están mas deprimidos, mas ansiosos, menos vitales y tienen menos energía”, dicen en el documental.

Foto tomada de it.paperblog.com

Happines2

La felicidad no se que es en concreto. Hay días que se traduce en ver el atardecer en buena compañía, otros en disfrutar de un domingo en familia, cuando se logra el trabajo que se quería, en ir de compras, en un bocado exquisito o simplemente en recuperar un olor de la infancia. Lo cierto es que está dentro de nosotros mismos, y es nuestra decisión ser personas mas felices. Ojalá que sí seamos la generación en búsqueda de la felicidad.

 

Escrito en felicidad « WordPress.com Tag Feed

Ir al contenido original

This is a sample footer. This text can be customized from the options page. Good luck.

 

IMG_7841

¿Qué es tener coraje? ¿A qué llamamos ser valiente? Suele pensarse que es no tenerle miedo a nada, que es la ausencia del miedo, sin embargo es erróneo, el coraje es tener el valor de hacer algo aún cuando hay miedo e impedimentos para lograrlo. La valentía es decisión. Sólo cuando decidimos salir de nuestra zona de confort, de tomar riesgos, de intentar algo nuevo es cuando estamos viviendo merecidamente, de una manera diferente, aventurera, aprendiendo y creciendo siempre. La única forma de evolucionar, de ser cada vez mejores personas es teniendo coraje, siendo valientes, intentando de hacer lo que no nos creemos capaces de.

Siempre debemos intentar algo nuevo, que nos sacuda cuerpo y alma, que nos arranque del piso donde estamos acostumbrados a pisar, y empezar a disfrutar de lo que la vida nos puede regalar gracias a eso. Debemos arriesgarnos, ser atrevidos, aprovechar nuevas oportunidades, siempre con mente positiva, con ganas de crecer y aprender, con ganas de darlo todo para ser lo mejor de nosotros mismos.

Se puede empezar con lo que sea, busquen algo que les llame la atención, un deporte, alguna actividad, tocar algún instrumento, estudiar en alguna parte del mundo, piensen en algo que les interese mucho, no hay sueño que no se vuelva realidad si de verdad lo queremos hacer real. Hagamos crecer nuestra mente, pensemos en grande y cada vez más grande.

Escrito en felicidad « WordPress.com Tag Feed

Ir al contenido original

This is a sample footer. This text can be customized from the options page. Good luck.

 

                         Esa sonrisa fue la que me cautivó y cautiva hasta ahora. ¿Qué es lo primero

Escrito en felicidad « WordPress.com Tag Feed

Ir al contenido original

This is a sample footer. This text can be customized from the options page. Good luck.

 

La contaminación ambiental en India reduce la esperanza de vida en unos tres años para casi 700 millones de personas, dice The Economist.
“Los monumentos nacionales desaparecen en el smog. Los peatones y los policías de tránsito utilizan máscaras en sus bocas en un vano intento de mantener alejados a los vapores fétidos. Los niños se ahogan en sus aulas”, ilustra el periodista.
Nueva Delhi es la ciudad más contaminada del mundo.
El desafío indio es crecer en 30 años lo mismo que logró China en los últimos 30. Pero bajando la contaminación.
De los indios se dice a veces que no se preocupan por el medio ambiente, pero no es así: tienen una antigua tradición de respeto al ambiente y la naturaleza. Ashoka, cuya influencia hizo posible la unificación de la mayor parte del subcontinente indio en el siglo III antes de Cristo, fue el primer gobernante en emitir edictos para proteger su entorno natural: “Los bosques no deben ser quemados con el fin de matar a los seres vivos o sin ninguna buena razón”, dictaminó hace más de 1700 años.

Fuente: http://econ.st/1zSDyuc

Publicado por: Jorge Sethson

Escrito en felicidad « WordPress.com Tag Feed

Ir al contenido original

This is a sample footer. This text can be customized from the options page. Good luck.

 

Ojalá y pudiera…   ser feliz.

Escrito en felicidad « WordPress.com Tag Feed

Ir al contenido original

This is a sample footer. This text can be customized from the options page. Good luck.

 

Cuando nos invade la nostalgia

“El crepúsculo de la desaparición lo baña todo con la magia de la nostalgia” (Milan Kundera)
Recordar no es malo. Las personas estamos hechas de recuerdos, de experiencias y vivencias que edifican lo que somos en la actualidad. Dejar que la nostalgia nos acaricie de vez en cuando con su aire tibio y evocador no tiene por qué ser algo negativo. Según nos dicen los especialistas el ser humano pasa gran parte del día “recordando cosas”, pero ahora bien, no debemos anclarnos a esos recuerdos de forma obsesiva.

La ventana del mundo emocional

Una de las facultades que nos propicia el mundo emocional es sin duda la sensación de nostalgia. Se trata de evocar un recuerdo, pero no un recuerdo cualquiera, sino uno querido, uno añorado de ese nuestro álbum particular del pasado. Sin saber cómo, nos vemos de pronto arropados por multitud de imágenes, sensaciones, palabras y sonidos de ese ayer que nuestra memoria ha guardado con sigilo y ternura en una parte especial del arcón de nuestra memoria. Los recuerdos tejen lo que somos. Y la mayoría del tiempo, las personas somos nostalgia. Somos recuerdos.

Pero a veces la nostalgia trae consigo un perfume triste. Trazos de una vida vivida que nos deja cierta sensación de añoranza y dolor en vista de un ayer que tal vez, concentró mucha felicidad, un bienestar del que carecemos en el presente. Es entonces cuando algunas personas pueden caer en el abismo de ese laberinto, obsesionándose en la nostalgia de recordar el ayer porque su vida, tal vez, solo encuentra sentido en esos momentos.

Un refugio adictivo al que vuelven repetidamente a través de fotografías, cartas, objetos… un exilio personal que les hace perderse el presente para llenar los vacíos actuales de su vida. Y eso, no es bueno. El pasado nos debe servir como trampolín para nuestra realidad y no como una ventana donde quedarnos asomados diariamente, ahí donde perdernos a nosotros mismos y con riesgo de caer finalmente en una depresión.

La nostalgia debe servirnos para recordar lo que fuimos, lo que tuvimos y lo que vivimos, para después, sacar una valoración y un aprendizaje de la misma. Toda experiencia es un conocimiento para avanzar, no para quedar estancados. La nostalgia debe ser algo que forme parte de nuestro archivo personal, ahí donde poder volver de vez en cuando, pero no debe convertirse en esa puerta que siempre dejemos abierta y cuya brisa, cuyo perfume, se entrometa continuamente en nuestro “ahora”.

Recorda pero no regresar

La palabra nostalgia tiene un interesante significado que ilustra toda su realidad: su raíz griega, de nostos, viene denesthai (regreso, volver a casa), y de algos (sufrimiento). Se explicaría pues como ese padecimiento por el deseo de regresar, de volver a un lugar determinado.

Debemos pensar en el pasado mediante una perspectiva de gratitud y agradecimiento por haber vivido dichas experiencias, verlas con tranquilidad. Con la satisfacción de haber tenido momentos realmente plenos. Pero no hay que caer en el error de valorar que todo era mejor antes y dejar perder esa armonía entre lo vivido y el presente. Nuestra vida es un contínuo donde fijar nuestras perspectivas en el futuro.

El pasado nos sirve para aprender, pero la felicidad se busca cada día en el presente, en las pequeñas cosas, en los pequeños detalles, sin olvidar nunca una cosa que “no hay peor nostalgia que añorar lo que nunca existió”.

Fuente: http://lamenteesmaravillosa.com/cuando-nos-invade-la-nostalgia/

Publicado por: Verónica Amador

Escrito en felicidad « WordPress.com Tag Feed

Ir al contenido original

This is a sample footer. This text can be customized from the options page. Good luck.

 

Sin título

Estoy contenta, he conseguido uno de los retos que me propuse en las últimas semanas. Superar el MOOC  “Introducción al Business Intelligence” de la Universidad Oberta de Cataluya (UOC).

Desde que vi el primer módulo me pregunté si mi formación sería suficiente para superar el curso. Estaba claro que no iba a ser fácil con tanto contenido y conceptos que eran nuevos para mí. Me animó comprobar que si escuchaba una y otra vez las explicaciones del profesor, tomaba apuntes y acudía a páginas exteriores a buscar más información podía superar los test con cierta facilidad… hasta que llegó el módulo 3. Menudo susto!!
Continue reading »

This is a sample footer. This text can be customized from the options page. Good luck.

Links:nike air max pas chernike blazer pas chernike air max pas chernike air max pas chernike air max 1 pas chersoldes nike air maxair max pas chernike air max 1 pas chernike air max pas chernike air max pas cher
© 2015 Yo Evoluciono Suffusion theme by Sayontan Sinha